SEO BIRDLIFE

Olivares Vivos demuestra el alto valor ecológico del olivar en Europa

Olivares Vivos amplia su estudio sobre la biodiversidad del olivar desde Andalucía hasta Portugal, Grecia e Italia y sus resultados reafirman su potencial para la conservación del patrimonio natural . En los cuatro países se han obtenido más de 330.000 registros y más de 1.600 taxones relativos a especies de 990 géneros y 279 familias/subfamilias entre aves, polinizadores, murciélagos, hormigas, arañas y plantas.

Los resultados se han presentado en un acto en el Consejo Oleícola Internacional (COI) con un cierre experiencial: el cóctel “El Gusto por la Biodiversidad” con los AOVE Olivares Vivos y plantas del olivar acompañado del chef Marco Reguera, especializado en alimentación saludable y valor gastronómico.

El olivar del Mediterráneo aún representa un importante refugio para la flora y la fauna de Europa, siendo un cultivo estratégico para la conservación del patrimonio natural a escala nacional y continental. Así lo demuestran los resultados del estudio desarrollado por el LIFE Olivares Vivos +, coordinado por SEO/BirdLife, en cuatro países: España, Portugal, Italia y Grecia.  

“Hoy damos otro paso hacia ese necesario cambio de modelo agroalimentario. Y lo hacemos con la ciencia, porque gracias a los datos podemos plantear sistemas productivos que generan rentabilidad fomentando la biodiversidad. Olivares Vivos traspasa fronteras y, ahora más que nunca, respalda la Europa que la sociedad necesita, la que va de la mano de la naturaleza como única garantía de futuro”, apunta Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife. 

El estudio, realizado por la Universidad de Jaén y la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC, ha puesto termómetro a la biodiversidad y ha determinado que, a pesar del serio deterioro que ha sufrido tras décadas de intensificación agrícola y por la simplificación del paisaje, sigue habiendo un importante número y diversidad de especies.  

Intervención de Asunción Ruiz, durante el evento de presentación en la sede del COI.

Resultados de los más de 1.600 taxones registrados 

En los cuatro países se ha realizado un muestreo demás de 330.000 registrosdetectando más de 1.600 taxones (a nivel de especie y/o morfoespecie) que abarcan 990 géneros y 279 familias/subfamilias de todos los grupos analizados: aves, polinizadores, murciélagos, hormigas, arañas y plantas.  

Entre los resultados del estudio, se concluye que aparentemente la biodiversidad en el olivar se incrementa de este a oeste, con un máximo en la península ibérica en todos los grupos estudiados, salvo en los murciélagos. 

“También se observa una segregación geográfica y regional en la identidad de los taxones (especies, géneros), lo que significa una renovación notable de ellos a lo largo de este gradiente geográfico, que contribuye a incrementar la diversidad general, y que es compatible con gradientes geográficos y de deforestación propios del Mediterráneo”, explica Pedro J. Rey, catedrático de Ecología de la Universidad de Jaén y líder de la investigación en este proyecto.

Los resultados, además, son relevantes para entender las consecuencias de una creciente aridez del clima sobre la diversidad y composición de las comunidades biológicas en los paisajes de olivar.  

Por otro lado, los hallazgos de los estudios que Olivares Vivos realizó en Andalucía (proyecto LIFE 2015-2021), pusieron de manifiesto que la intensificación agrícola impacta seriamente en la biodiversidad mediante la homogeneización del paisaje agrícola y la pérdida de hábitat natural, así como mediante prácticas agrícolas intensivas como la eliminación persistente de cubiertas y el uso de plaguicidas. Con los nuevos estudios, estos hallazgos se refrendan a escala continental ya que este patrón es consistente en cada uno de los cuatro países (España, Portugal, Italia y Grecia) y en las 10 regiones estudiadas, (incluyendo el Alentejo portugués, Extremadura y Castilla-La Mancha, Andalucía en su extremo semiárido peninsular y Comunidad Valenciana en España; Lacio y la Toscana, Italia, y Creta y Peloponeso, en Grecia. 

Medición de biodiversidad en una finca de olivar de Jaén.

Mirando a la península Ibérica 

“Con estos nuevos datos, Olivares Vivos ha aunado los resultados de ambos proyectos LIFE obteniendo la visión más completa que se ha logrado de la biodiversidad del olivar en general y, en particular, en la península ibérica que, con más de 3 millones de hectáreas, alberga más del 50% del olivar europeo”, ha señalado Rubén Tarifa, técnico del CSIC y coordinador de los trabajos de campo.

Gracias a este cómputo, en España y Portugal, Olivares Vivos ha registrado un total 825 especies de plantas, el 12% del total de los taxones ibéricos; 142 géneros de arañas, que son el 32% de los que habitan en la península; 285 tipos de abejas silvestres, el 28%; 192 especies de aves, el 32%, y 20 tipos diferentes de murciélagos, que suman el 57% de los murciélagos ibéricos.  

El gran esfuerzo de muestreo en la península ibérica permite también abordar aspectos relacionados con la distribución de la biodiversidad a lo largo de gradientes climáticos, así como realizar inferencias sobre el futuro de esa diversidad ante un escenario realista de incremento de aridez. Para ello, Olivares Vivos seleccionó cuatro fincas ubicadas entre Granada, Almería y Alicante bajo condiciones semi-áridas, considerando también otra en el sureste de Jaén, de la que ya se disponía de información del proyecto anterior en este tipo de ambiente, y comparó sus datos de biodiversidad con los obtenidos en fincas bajo condiciones más favorables para el cultivo. 

Este análisis comparativo ha revelado que son aquellas fincas de climas más áridos las que muestran los niveles más altos de diversidad de flora y fauna. En este sentido, los principales factores que determinan la variación en los niveles de biodiversidad y composición son los mismos: el manejo de la cubierta herbácea y la complejidad del paisaje, que moldean la biodiversidad general.  

“Esto nos hace ser optimistas de cara a manejar la biodiversidad en los paisajes de olivar ante una creciente aridez derivada del cambio climático, puesto que el esquema agroambiental del modelo Olivares Vivos, que ya funciona recuperando biodiversidad en condiciones relativamente suaves, lo haga también en condiciones semiáridas”, afirma Francisco Valera, científico del CSIC en la Estación Experimental de Zonas Áridas.

Proceso de identificación de una araña.

Afrontando los retos del campo 

Pero, además de su valor intrínseco para la calidad de vida, la biodiversidad es indispensable para enfrentar los retos ambientales de la agricultura. El cambio climático, la escasez de agua, la pérdida de suelo fértil, las plagas y la creciente dependencia de insumos químicos o, en resumen, la seguridad alimentaria, depende de la biodiversidad y de sus servicios ecosistémicos. Sin la complicidad con la naturaleza, difícilmente, se podrían superar los retos socioeconómicos asociados a la globalización de los mercados, al relevo generacional y a la falta de rentabilidad.  

Olivares Vivos no sólo recupera biodiversidad, también la convierte en rentabilidad. Junto al equipo de investigación de la Universidad de Jaén especializado en mercados, se estudia cómo introducir la biodiversidad en el mercado y transmitir este valor añadido a los consumidores. No sólo se trata de la salud ambiental de las explotaciones agrícolas, sino también de mejorar su competitividad integrando la biodiversidad en su modelo de negocio y para ello se cuenta con otro de los socios del proyecto, Juan Vilar Consultores, para medir la competitividad de Olivares Vivos.  

“Es verdad que la sostenibilidad está plenamente integrada en el discurso empresarial y político, pero es hora de pasar a la acción. Y para ello Olivares Vivos es una herramienta de eficacia probada para iniciar este camino. Porque la biodiversidad, además de ser un pilar fundamental de la sostenibilidad, es su mejor indicador. La biodiversidad es la sostenibilidad que se ve, se huele, se oye y se siente” afirma José Eugenio Gutiérrez, director del LIFE Olivares Vivos+.  

El Gusto por la Biodiversidad 

El evento de presentación de resultados ha contado con la participación de Jaime Lillo, director ejecutivo del COI que ha afirmado que “Hoy presentamos los resultados del mayor estudio sobre la biodiversidad del olivar elaborado hasta la fecha, enmarcado dentro del proyecto LIFE de la Unión Europa, Olivares Vivos+. Esta iniciativa viene a poner de manifiesto que agricultura, biodiversidad y medioambiente pueden fortalecerse mutuamente, particularmente en un entorno en el que todos tenemos que afrontar el desafío del cambio climático”.

Además, han participado Francés Boya, secretario general para el Reto Demográfico del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico; Paz Fentes, subdirectora general de Cultivos Herbáceas e Industriales y Aceite de Oliva del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; Isabel Uceda, diputada de Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Jaén; José María Martell, Vicepresidente de Investigación Científica y Técnica del CSIC; Nicolás Ruiz, rector de la Universidad de Jaén; y Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

Para celebrar el Día de la Gastronomía Sostenible  y consolidar la unión entre sostenibilidad y rentabilidad, las marcas de AOVE con el sello Olivares Vivos, acompañadas de plantas del olivar, han protagonizado el cóctel “El Gusto por la Biodiversidad” de la mano del chef Marco Reguera, especializado en alimentación saludable y valor gastronómico, destaca que en estos olivares no solo se producen  aceites de oliva de gran calidad, sino que entre sus olivos crecen hierbas y hortalizas silvestres interesantes para los recetarios. 

Bodegón con los aceites participantes en ambos proyectos LIFE de Olivares Vivos.

LIFE Olivares Vivos+ 

Desde 2015, y con la financiación de dos proyectos LIFE, Olivares Vivos ha desarrollado y puesto en marcha un modelo de olivicultura innovador nacido del consenso entre agricultores, científicos y conservacionistas. Ahora, desde el proyecto LIFE Olivares Vivos+ (2021-2026), se trabaja en acelerar la difusión del modelo por las principales regiones olivareras europeas, extenderlo a otros productos (como la aceituna de mesa) y transferirlo a otros cultivos como el almendro, el viñedo y los cultivos herbáceos en secano (Secanos Vivos). También se trabaja en la adaptación del modelo al sector de las cooperativas mediante el Grupo Operativo Cooperalive y se estudia el efecto de las cubiertas herbáceas en el olivar con el Grupo Operativo Coverolive. 

El proyecto LIFE Olivares Vivos+ está desarrollado por SEO/BirdLife como socio coordinador y la Diputación Provincial de Jaén, la Universidad de Jaén, la Estación Experimental de Zonas Áridas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (EEZA-CSIC), la Universidad de Évora, la cooperativa agraria y forestal DREAm-Italia, la Organización Agrícola Helena y Juan Vilar Consultores Estratégicos. El proyecto está financiado por el programa LIFE de la Comisión Europea y cuenta, además, con la cofinanciación la de la Diputación de Jaén y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, así como con el apoyo financiero de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Caja Rural de Jaén. 

Menú

CONÓCENOS

La Sociedad Española de Ornitología es la entidad conservacionista decana de España. Desde 1954, sigue teniendo como misión conservar la biodiversidad, con la participación e implicación de la sociedad, siempre con las aves como bandera.

SEO/BirdLife es la representante en España de BirdLife International, una federación que agrupa a las asociaciones dedicadas a la conservación de las aves y sus hábitats en todo el mundo, con representación en más de 100 países y más de 13 millones de socios.

Es el socio coordinador del LIFE Olivares Vivos+.